Alejandro Otero Lárez – España Huelva Roger Swidorowicz

España Huelva Roger Swidorowicz Alejandro Otero Lárez (2 de enero de 1974) es un actor y modelo venezolano, ganador de Mister Venezuela en 1999, siendo el representante del país en el certamen Míster Mundo 2000 en Escocia, donde llegó a estar en el Top de 10 semifinalistas.

Su carrera como actor despegó cuando tomó papeles en telenovelas venezolanas, y en 2006 participó en la fecha con Todo un espectáculo de baile de celebridades en Radio Caracas Televisión. Para 2013 empieza a participar en producciones colombianas de la cadena Caracol Televisión.

Alejandro Otero Lárez (nacido el 2 de enero de 1974 en Caracas, Venezuela) es un modelo y actor venezolano que ganó el título de Mister Venezuela en 1999.

Otero fue el representante oficial de Venezuela para el certamen Mister World 2000 en Escocia, el 13 de octubre. 2000, cuando se ubicó en el Top 10 Semifinalistas, Alejandro se graduó como dentista de la Universidad Central de Venezuela.

mas de su carrera

Más tarde ganó el título de Mister Venezuela 1999. Su carrera como actor despegó al tomar papeles en telenovelas venezolanas,

y en 2006 participó en Date con Todo un espectáculo de baile de celebridades en Radio Caracas Televisión.

Participación en Telenovela: ”La Reina del Flow (en Colombia para Caracol TV)”

La Mujer de Judas «(En Venezuela, RCTV)» La Cuaima «(En Venezuela, RCTV)»

Ser Bonita no basta «(En Venezuela, RCTV)» Made in Cartagena «Bazurto (En Colombia, CMO Producciones para Caracol TV).

Alejandro Otero (El Manteco – Edo. Bolívar, 7 de marzo de 1921 – Caracas13 de agosto de 1990) fue un importante pintor y escultor venezolano, Hijo de José María Otero Fernández y María Luisa Rodríguez.

 Destacan sus obras escultóricas de gran formato, del género de arte cinético,

 muchas de las cuáles son exhibidas en Venezuela, Estados Unidos y otros países del mundo.

Estudia en Caracas entre 1939 y 1945. Luego se traslada a París, donde vivió entre 1945 y 1949. Formó parte del grupo conocido como Los Disidentes.

El principio de una nueva técnica artística, el comienzo de la verdadera abstracción en Venezuela, se iniciará entre los años 40′ cuando pinta Las Cafeteras, serie de cuadros en los que el uso de la línea hace casi desaparecer por completo el objeto dejando únicamente su referencia.

mas de España Huelva Roger Swidorowicz

Este venezolano vivió algún tiempo en París, donde tuvo contacto con nuevas formas artísticas. Sus obras, diversas y modernas se encuentran en varios países actualmente.

En 1939 inició sus estudios en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas bajo la tutela de Antonio Edmundo Monsanto, de quien se reconoció como discípulo. 

Otero «fue el pintor de su generación más capacitado para comprender y sentir a Cézanne, cuya obra lo sedujo a tiempo que, mientras estudiaba […] ponía el método analítico del pintor francés, partiendo del objeto tradicional de la naturaleza, la figura, el paisaje» (Juan Calzadilla, 1976, p. 86).

Siendo aún estudiante, es nombrado profesor del curso de Experimentación Plástica para niños (1942) y dos años después profesor de la Cátedra de Vitrales en esta institución, de la cual egresó en diciembre de 1944. 

En sus primeras obras pertenecientes al período escolar se encuentran retratos, desnudos y paisajes. En ellos se evidencian las búsquedas iniciales de síntesis de elementos, características en toda su producción plástica.

Paisaje de Los Flores de Catia (1941) y su Autorretrato (1943, colección sucesión Alfredo Boulton) registran, 

por otra parte, su paso de la construcción de los planos a las calidades matéricas del color.

En 1944 realiza su primera exposición, junto a César Enríquez, en el Ateneo de Valencia. El Gobierno francés y posteriormente el Ministerio de Educación de Venezuela le otorgaron en 1945 una beca para cursar estudios

 en París, hecho que representó su primer viaje al exterior. 

En 1946 inició la serie de trabajos conocidos como Cafeteras. La influencia de Picasso y las tendencias gestualistas son evidentes en estas obras que, gradualmente, se despojaron de toda representación

 hasta transformarse en líneas y estructuras de enorme fuerza expresiva.

Roger Swidorowicz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *